lunes, 18 de marzo de 2019

Documento oficial del Foro Patriótico y Popular


Documento oficial del Foro Patriótico y Popular,
aprobado en el plenario nacional del 9 de marzo de 2019


1. VUELTA A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX.

Como señalamos en la reunión de noviembre de 2017, el gobierno de CAMBIEMOS se trata de “un proyecto político y económico similar al de la oligarquía de principios del siglo XX, cuando la Argentina era llamada ‘el granero del mundo’”. Un proyecto para una Argentina de solo 20 millones de habitantes. Y, tal cual habíamos afirmado en el Documento del 16 de junio de 2018, “El gobierno ha profundizado su proyecto político y económico”.
Leer más...

domingo, 17 de marzo de 2019

EL ENGENDRO DE LA DEUDA MACRI Por Héctor GIULIANO


EL ENGENDRO DE LA DEUDA MACRI
Por Héctor GIULIANO (17.3.2019)


Según la Real Academia Española (RAE) la palabra engendro hace referencia a la criatura informe que nace sin la proporción debida y también identifica el plan, designio u obra intelectual mal concebidos.
Para entender lo que pasa hoy en la Argentina hay que comprender la naturaleza y alcance del engendro macrista de un neo-endeudamiento bicéfalo en gran escala – Tesoro y Banco Central (BCRA) en forma paralela – y lo que ello significa para el Estado Argentino.
La Política del presidente Macri de Gobernar con Deuda llevó en dos años al abierto fracaso económico-financiero de su gestión y a una situación de default por impago del que su administración hoy sobrevive sólo merced al sostenimiento inestable de los capitales financieros – locales e internacionales – y al préstamo Stand-By récord del Fondo Monetario (FMI) por 56.300 MD1, que es lo único que le permitiría llegar a completar su mandato.

LA NUEVA CRISIS DE DEUDA
El problema de fondo de la Argentina no es Económico sino Financiero y este problema deriva del Sistema de Deuda Perpetua en que está metido nuestro país.
El Estado recauda mayoritariamente en Pesos pero la casi totalidad de su endeudamiento está en moneda extranjera y/o en moneda local ajustada directa o indirectamente por tipo de cambio.
Los vencimientos de Capital o Principal de estas obligaciones no se pagan: hasta el último centavo se refinancia por novaciones de deuda y pese a esta situación se sigue tomando deuda adicional; pero todo ello a costa de pagar cada vez más intereses.
Estos Intereses crecen más que proporcionalmente al crecimiento del Capital, con el agravante de que los compromisos de pago se asumen cada vez a menor plazo, lo que acorta el perfil de vencimientos de la Deuda en su conjunto.
Al 30.9.2018 – que es la última información oficial disponible – el stock de la Deuda del Estado Central era de 321.000 MD (sin contar Deuda Flotante) y esta deuda ha venido aumentando durante la administración Macri al ritmo de unos 40.000 MD por año.
La cuenta de Intereses a Pagar en el 2019 es de 750.000 M$ (≡ 19.000 MD) pero este importe está siendo rápidamente sobrepasado debido al aumento no sólo del monto de las nuevas deudas sino también al incremento de las tasas de interés y al citado acortamiento de los plazos, que obliga renovaciones más frecuentes.
Como un agujero negro que lo traga todo la Deuda Pública fue creciendo en todos los niveles y en todos los ámbitos del Estado – Nación, Provincias, Municipios, Empresas del Estado, Organismos Nacionales, Fondos Fiduciarios, Banco Central y Juicios contra el Estado con sentencia en firme – y esto se hizo y se sigue haciendo sin demostración alguna de capacidad de repago, es decir, por medio de operaciones de gobierno financieramente irresponsables combinadas con la extraña complicidad de acreedores que prestan a la Argentina sabiendo que el país no puede pagar tales obligaciones.
Bajo la gestión Macri, este endeudamiento del Estado tomó un ritmo de aumento tan vertiginoso como impagable no sólo del Tesoro sino también del BCRA: el Banco debe en la actualidad (al 28.2.2019) – en pesos y en moneda extranjera – el equivalente a (≡) unos 75.200 MD: 13.700 MD de Encajes por Depósitos en Moneda Extranjera, 18.100 MD por Otros Pasivos (básicamente el swap con China), 21.300 MD por Leliq (856.000 M$) y 21.500 MD por Pases Pasivos (837.000 M$).
Al momento de escribir esta nota el saldo de las Leliq - que son Letras de Liquidez del BCRA a 7 días de plazo y vienen teniendo un fuerte y rápido crecimiento - se acerca ya al billón de Pesos (un millón de millones, equivalente a 25.000 MD). Y el de los Pases Pasivos – que son obligaciones a sólo un día de plazo – llega a unos 860.000 M$.
Paradójicamente el gobierno Macri desarmó la llamada Bomba de las Lebac – que tenían plazo 30 días y pagaban tasas de interés del 50 % anual canjeándolas por Leliq, que tienen menor plazo y pagan mayores tasas (hoy más del 60 %).
El costo financiero de estas operaciones viene aumentando así casi exponencialmente, sobre todo en la medida que tanto el Gobierno Nacional como el BCRA capitalizan por anatocismo gran parte de los intereses que se devengan.
Tomando las dos principales masas de endeudamiento del Estado – Gobierno Central y BCRA – tenemos que los Intereses a Pagar proyectados en el año totalizan más de 1,6 B$ (1.625.000 M$ ≡ 40.000 MD): 750.000 M$ (≡ 19.000 MD) de la Administración Central y 875.000 M$ (≡ 22.000 MD) del BCRA.
En promedio, son 4.400 M$ (≡ 110 MD) por día: 133.000 M$ (≡ 3.300 MD) por Mes.
Con el agravante que en el caso del BCRA los importes de Leliq y Pases fueron calculados aquí con tasas de interés del orden del 50 % y ahora están por encima del 60 % anual (prácticamente el 64 %).
Tal el cuadro de situación y el nivel de gravedad o emergencia producido por la nueva Crisis de Deuda Pública del Estado, tanto la de Tesorería como peor aún la del BCRA, dada su inmediatez.
LA TRAMPA DEL ARBITRAJE FINANCIERO
El BCRA se encuentra sometido a un esquema extorsivo clásico por parte de los acreedores financieros del Banco que son tenedores de las obligaciones de corto y cortísimo plazo por Leliq y por Pases Pasivos.
El BCRA renueva diariamente un promedio aproximado de 200.000 M$, para lo cual abona tasas de interés cada vez más elevadas.
El Banco sube las Tasas con el argumento de lucha contra la Inflación pero el verdadero motivo es la contención de la cotización del Dólar ya que el gobierno tiende a la búsqueda de un retraso cambiario por sus necesidades de pago de los servicios de intereses de su deuda dolarizada.
La Política de atraso del tipo de cambio llevada a cabo por la administración Macri durante el bienio 2016-2017, sin embargo, no resistió las presiones devaluatorias (motorizadas fundamentalmente por la salida de capitales financieros de corto plazo) y esto llevó a la crisis de Deuda que se dio a partir de Abril del año pasado.
Fuertes operadores especulativos – como es regla en estos casos – se retiraron en forma sorpresiva de sus colocaciones en Lebac y se pasaron abruptamente al dólar, con el consiguiente efecto de suba en la cotización de la divisa.
Esto llevó a una rápida devaluación del Peso, traducido en un aumento del Dólar del 100 % durante el 2018.
Y desde entonces los capitales financieros – Bancos y Fondos de Inversión – han venido acentuando su típica maniobra extorsiva contra la Argentina: me das más Tasa o me voy al Dólar.
Una trampa por arbitraje entre tipos de cambio y tasas de interés que no tiene solución dentro del sistema de endeudamiento institucional del BCRA y que ha llevado actualmente a un nuevo agravante: el uso de los recursos prestados por el FMI no ya para atender las Necesidades de Financiamiento del Déficit Fiscal del Tesoro sino para financiar la Fuga de Capitales a través del Banco Central.
Las altas autoridades del FMI en general y su Directora-Gerente Christine Lagarde en particular están asumiendo un alto riesgo personal al respaldar estas decisiones financieras irresponsables del gobierno argentino usando los fondos extraordinarios del Organismo Internacional en una apuesta que tiene destino final incierto.

EL VIAJE DE DUJOVNE A ESTADOS UNIDOS
En el marco de este nuevo capítulo de presión extorsiva, la semana pasada un grupo de fuertes operadores especulativos provocó una nueva mini-corrida del dólar que motivó otra vuelta de tuerca al aumento de la tasa de interés de referencia - que es la que paga el BCRA por Leliq y Pases Pasivos - llevándola nuevamente a más del 60 % anual, lo que agrava aún más el problema de las pérdidas adicionales del Banco por concepto de Intereses Pagados durante el Ejercicio.
Este incremento de tasas, que potencia las ganancias especulativas de los capitales financieros en la Argentina, agrava en forma paralela los efectos recesivos sobre la actividad económica.
En estas circunstancias, el Ministro de Hacienda Dujovne viajó a Estados Unidos para pedir ayuda adicional de emergencia al FMI y a la Tesorería Norteamericana dado que está en juego el desembolso del nuevo tramo del préstamo Stand-By del Fondo por 10.800 MD antes de fin de este mes de Marzo.
Pero pese a la ayuda excepcional del tándem FMI-EEUU, el panorama que se le presenta al presidente Macri en lo que va del año electoral es sumamente grave:
a) el fracaso de la política anti-inflacionaria del gobierno está desbordando las previsiones presupuestarias (fijadas en un 23 % de aumento para este año).
b) su incapacidad de control del tipo de cambio es manifiesta y sólo puede sostenerse a costa de mantener un esquema de altas tasas de interés en beneficio de los Acreedores financieros del Estado y en detrimento de la Economía Productiva.
c) el endeudamiento del Estado es cada vez más gravoso por aumento del stock de los pasivos, de los intereses a pagar y del peor perfil de vencimientos de las obligaciones: un cuadro cada vez más inmanejable de refinanciación de vencimientos de la Deuda Pública Fiscal (del Tesoro) y Cuasi-Fiscal (del BCRA)
Las principales directivas visibles derivadas de esta reunión de emergencia del ministro Dujovne en Washington no se han hecho esperar, ya que fueron transmitidas desde allá e implementadas en el mismo día:
1. Mantenimiento del esquema de altísimas Tasas de Interés que paga el Estado (BCRA y Tesoro) – que determina el piso de todas las Tasas del Mercado – para tratar de frenar el aumento del dólar, con el argumento de la lucha contra la Inflación.
2. Continuidad de la Política Monetaria contractiva, con prórroga hasta fin de año del congelamiento de la Base Monetaria (BM) o régimen de crecimiento 0 de la BM, para contraer la Oferta de Dinero con el mantenimiento de elevadas Tasas de Interés.
Hasta ahora, en función del Acuerdo con el Fondo, este congelamiento estaba previsto hasta Junio y ahora ha pasado a Diciembre.
3. Mantenimiento del Tipo de Cambio Flotante o Variable con menores limitaciones de intervención del BCRA.
El FMI impone la determinación de la cotización del Dólar y otras monedas extranjeras a través del libre juego de Oferta y Demanda de Divisas – léase Privatización del Mercado Cambiario – pero en la práctica este mecanismo depende totalmente de las maniobras de los grandes fondos especulativos de inversión financiera (Hedge Funds o Fondos de Cobertura), que se mueven gracias a la perfecta volatilidad financiera del gobierno Macri (incondicionalidad o libertad irrestricta de entrada y salida de capitales), de modo que las limitaciones de intervención del BCRA tienen por finalidad dejar librado al Mercado el valor del dólar en la Argentina y, consecuentemente, el valor de la Deuda del Estado y sus servicios de pago de Intereses.
Con esto se espera lograr el permiso formal del FMI para el uso de la mayoría de los recursos que se aguardan del próximo desembolso no para cubrir necesidades financieras del Tesoro sino para sostener el tipo de cambio (9.600 de los 10.800 MD a percibir).
Decimos permiso formal porque en los hechos esta utilización ya se ha venido realizando en gran escala desde el primer desembolso del FMI en Junio pasado, siendo que el BCRA vendió en el mercado más divisas que los 15.000 MD girados por el Fondo.
Ergo, el gobierno Macri se endeuda con el FMI no para cubrir el Déficit Fiscal sino para financiar la venta de dólares que alimenta la Fuga de Capitales.
Son aspectos relevantes dentro de la nueva Crisis de Deuda que castiga a nuestro país por culpa de la Política macrista de Gobernar con Deuda y de su confianza en las supuestas bondades de volver a insertar a la Argentina en el Mundo.
Una tarea que es sostenida en conjunto por la tríada Gobierno-Partidocracia-Medios, que está comprometida no sólo en soslayar ante la opinión pública la gravedad de la situación económico-financiera del país sino que además está abocada a preparar el allanamiento del nuevo gobierno electo este año a la continuidad de las ataduras del endeudamiento pactado por la administración Macri con los acreedores financieros del Estado y bajo la supervisión del FMI.

Lic. Héctor L. GIULIANO
Buenos Aires, 11.7.2014.
Asesor del
FORO ARGENTINO de la DEUDA EXTERNA
Foro Regional La Plata, Berisso y Ensenada
https://www.facebook.com/foro.laplata?ref=hl
forodeudaexternalp@hotmail.com
forodeuda.lp@gmail.com

Buenos Aires, 17.3.2019
Archivo: GIULIANO ARTICULO 2019 03 17 ENGENDRO
1 Las abreviaturas MD/M$ y B$ significan respectivamente Millones de Dólares/Pesos y Billones de Pesos respectivamente y se expresan siempre con redondeo, razón por la cual pueden darse mínimas diferencias entre totales y sumatoria de términos.

Leer más...

lunes, 24 de diciembre de 2018

LA LÓGICA DEL ACUERDO MACRI-FMI Por Héctor GIULIANO


LA LÓGICA DEL ACUERDO MACRI-FMI
Por Héctor GIULIANO (20.12.2018)



El gobierno Macri ha fracasado: es uno de los fracasos más estrepitosos en materia financiera, económica y social de la Historia Argentina.
En sus tres años de gestión Macri no ha mejorado ninguna de las variables que indiquen una evolución positiva en estos tres sectores básicos de la vida nacional y, por el contrario, las ha empeorado todas: Inflación, Tipo de Cambio, traslado de la Devaluación a Precios, caída de los Salarios Reales, baja de las Jubilaciones/Pensiones y del valor de los Planes Sociales, Pobreza/Indigencia, Sub-ocupación/Desempleo, Déficit Fiscal, Déficit de Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos, aumento de la Deuda Pública, aumento más que proporcional en sus Intereses y menor plazo promedio de las nuevas obligaciones, caída del Consumo, baja de la actividad industrial – con menor aprovechamiento de la capacidad instalada – falta de Inversiones Productivas y de Inversiones Extranjeras Directas (IED) pero, en cambio, enorme aumento de las Inversiones Financieras Autónomas, Recesión Económica y Crecimiento negativo del PBI.
Éstos son los hechos: no son consideraciones subjetivas ni interpretaciones distorsionadas o tendenciosas de la realidad.
Leer más...

domingo, 2 de diciembre de 2018

EL COSTO DE SALVAR AL GOBIERNO MACRI - Por Héctor L. GIULIANO


EL COSTO DE SALVAR AL GOBIERNO MACRI
Por Héctor L. GIULIANO (1.12.2018)


Hoy el Pueblo Argentino está siendo sometido a los costos y sacrificios de un durísimo Ajuste Fiscal y Económico – uno de los ajustes más grandes de su Historia - no para salvataje de las Finanzas del Estado Argentino sino para sostener la sobre-vida artificial del gobierno Macri hasta fin de su mandato en el 2019.
La política macrista de Gobernar con Deuda – una política ruinosa de sobre-endeudamiento sistemático y sin capacidad de repago - llevó al país en dos años de gestión a un nuevo default; un default producto del fracaso de su política económico-financiera y que va camino a un nuevo Megacanje o macro-reestructuración de Deuda pero cuya negociación formal la administración macrista – con la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) y los Estados Unidos – busca diferir traspasándola al gobierno que surja de las elecciones del año próximo.
Con la paradoja que el presidente Macri va a recibir el 90 % de los desembolsos de su convenio de supervivencia firmado con el FMI pero la cuenta la va a tener que pagar el nuevo gobierno.
Leer más...

lunes, 29 de octubre de 2018

DEUDA PÚBLICA Y PRESUPUESTO DEL FMI Por Héctor GIULIANO



DEUDA PÚBLICA Y PRESUPUESTO DEL FMI
Por Héctor GIULIANO (26.10.2018)

El gobierno Macri, con el apoyo directo e indirecto de gran parte de la partidocracia con representación parlamentaria se apresta a lograr la aprobación del Presupuesto 2019 – que acaba de obtener la media sanción en Diputados - en línea con los dictados del nuevo Acuerdo Stand-By (SBA)1 firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).2
Se trata, en realidad, del segundo documento suscripto con el Fondo – anunciado el 26.9 (el primero lo fue el 20.6) - y que tuvo ya importantes modificaciones, aunque ambos textos todavía no han sido dados a publicidad.
O sea, que se discute y se está aprobando un Presupuesto General que está armado en función de compromisos asumidos por el Estado Argentino con un Organismo Internacional (lo que le da categoría de Tratados a los convenios firmados) pero cuyo contenido exacto y completo se desconoce.
Leer más...

sábado, 13 de octubre de 2018

La deuda macri: el costo de enmascarar un nuevo default por Héctor Giuliano


LA DEUDA MACRI:
EL COSTO DE ENMASCARAR UN NUEVO DEFAULT
Por Héctor GIULIANO (12.10.2018)

La política del presidente Macri de Gobernar con Deuda ha llevado a una nueva situación de default del Estado Argentino, un impago que la administración macrista trata desesperadamente de no blanquear porque sería el reconocimiento de un triple fracaso propio, un fracaso no heredado sino producto de su gestión:
  1. El fracaso por la irracionalidad financiera de haber sobre-endeudado aceleradamente y en gran escala al país sin capacidad alguna de repago, ni de Capital ni de Intereses; con intereses que aumentan más que proporcionalmente en relación al aumento del Principal y a tasas récord locales y del Mundo.
  2. El fracaso por la culpabilidad de haber aumentado la Bola de Nieve de la deuda cuasi-fiscal de Lebac en forma paralela al aumento de la Deuda del Tesoro y bajo condiciones igualmente inmanejables.
  3. El fracaso por haber llevado al estrangulamiento del perfil de los vencimientos de la Deuda – tanto del Banco Central (BCRA) como de la Tesorería – producto de la toma sistemática de obligaciones a plazos cada vez más cortos, resultado lógico de su total dependencia financiera.
Este esfuerzo desesperado del gobierno Macri busca diferir un inexorable nuevo Megacanje (total o en cuotas) dentro del Sistema de Deuda Perpetua que rige sobre nuestro país – un sistema donde las Crisis periódicas de Deuda son parte de los Ciclos de la Deuda - tratando para ello de ganar tiempo merced al sostenimiento con un préstamo Stand-By ampliado del Fondo Monetario Internacional (FMI), que le permita una artificial sobre-vida financiera y política para poder completar su mandato en el 2019.

DESARME DE LA DEUDA POR LEBAC
Originariamente la idea de las autoridades era ir reemplazando gradualmente la Deuda de Lebac (que están en pesos) por Deuda en Letras de la Tesorería Nacional (LETE), que en su mayoría se toman en dólares y/o indexadas por tipo de cambio.
Esta dolarización directa o indirecta – que se sigue dando con gran parte de las obligaciones que vencen – constituye un cambio particularmente gravoso desde el punto de vista financiero en un momento en que la devaluación ha venido licuando las deudas en pesos y su traspaso a nuevos compromisos en moneda extranjera deviene, por lógica, más caro y más peligroso para el Estado.
En la actualidad, empero, el grueso de la deuda de Lebac no es derivado a Letes sino a Leliq, que son Lebac a sólo 7 días y pagan tasas superiores de interés; siendo además que una parte relevante de esas Lebac – la parte que no se renueva mensualmente – deriva en fondos retirados de pesos que se cambian por dólares y salen del país.
Este mecanismo de canje de doble destino – Leliq y Letes, sin contar con el pase a dólares - no sólo es costosísimo para el Estado sino que deviene equívoco en su instrumentación.
La lógica del denominado desarme de la bomba de las Lebac no está formulada e implementada en forma muy clara porque el enorme stock de las letras del BCRA no se ha reducido sustancialmente todavía sino que se ha subdividido e incluso agravado por mayores tasas y menores plazos:
  1. El stock de los títulos emitidos por el BCRA suma al 30.9 de este año – última información oficial disponible – unos 800.000 M$1 (797.700 ≡ 19.500 MD), integrados por dos grandes rubros: LEBAC/NOBAC y LELIQ.2
  2. El saldo de Lebac es de unos 370.000 M$ (368.000 ≡ 9.000 MD) y paga una tasa del 60 % (Emisiones Primarias y Mercado Secundario), lo que representa 222.000 M$ en un año: un promedio de 600 M$ por día.
  3. El saldo de Leliq es de 430.000 M$ (428.800 ≡ 10.500 MD) y rinden más del 70 % de interés anual (hasta 73-74 %), que representan 300.000 M$ anuales: un promedio de 830 M$ por día.
O sea, que la suma de intereses promedio diarios por ambos títulos del BCRA implica el pago de más de 1.400 M$ por día o 42.000 M$ por mes (que en el caso de las Leliq son más aún porque permiten la capitalización por anatocismo por períodos semanales).
El BCRA garantiza a sus acreedores un piso de tasa de Política Monetaria del 60 % por lo menos hasta Diciembre del corriente año (Comunicado del 30.8).
Este altísimo costo por pago de servicios financieros de la deuda del BCRA se suma a los intereses a pagar por la Deuda del Gobierno Central – que es la sola Deuda Pública a la que se alude tradicionalmente – que en este año supera ya los 350.000 MD y devenga intereses a pagar por más de 400.000 M$ anuales (≡ 21.000 MD al tipo de cambio del Presupuesto 2018 de 19.30 $/US$), lo que da un promedio diario de más de 1.100 M$ por día.
Pero la realidad es hoy peor que la prevista en el Presupuesto en curso porque ha habido una fortísima devaluación de por medio y porque los títulos en pesos del Tesoro que se están colocando (Letes y/o Bonos) lo hacen a muy corto plazo (4 a 6 meses) y a tasas superiores al 50 % anual en pesos, lo que eleva mucho más aún el quantum de los intereses a pagar.
Esto quiere decir que en la actualidad la Argentina – sumando Tesoro y BCRA – estaría abonando más de 2.500 M$ por día de Intereses.
Ningún país del Mundo abona tasas de este nivel a los capitales financieros que lucran con el endeudamiento fiscal y cuasi-fiscal del Estado.

EL COSTO DEL NO-DEFAULT
A los fines de no blanquear la cesación de pagos (default) la administración Macri ha venido adoptando toda una serie de medidas que en lugar de aliviar la situación la vienen agravando:
  1. Dado el corte de las renovaciones totales de la Deuda por parte de los Acreedores Extranjeros del Estado desde Abril de este año el gobierno macrista pidió al FMI un apoyo de emergencia para poder sustituir Deuda Externa Privada por Deuda con el Organismo Internacional para no caer en default. Pero se trata de más Deuda que no se destina sólo a sustituir vencimientos de terceros privados sino también a sostener el tipo de cambio y el pago de intereses adicionales del BCRA y del Tesoro. Una nueva deuda - con el FMI – que, por otra parte, nadie sabe cómo ni cuándo se podrá cancelar.
  2. Esta situación se vio precipitada fundamentalmente no por el lado de la Tesorería sino por el lado del BCRA, que bajo la conducción de Federico Sturzenegger llevó la deuda-cuasi fiscal del Banco por Lebac – a mediados de Abril – a niveles incontrolables superiores a 1.5 B$ (sumando 1.4 B$ de Lebac más Pases Pasivos).
  3. En coordinación con los grandes bancos y los fondos especulativos tenedores de las Lebac el BCRA fue renovando gradualmente el stock de estos títulos a plazos cada vez más cortos (la mayoría a 30 días) y elevando las tasas de interés, con el agravante de realizar sus colocaciones con curva de rendimientos invertida (tasas más altas a corto que a más largo plazo).
  4. La deuda inmanejable de la bola de nieve o bomba de las Lebac por parte de su administración fue el detonante de la nueva Crisis de Deuda que llevó al presidente Macri a solicitar en forma sorpresiva la ayuda de emergencia del FMI a los fines del salvataje financiero del BCRA y del auxilio de la Tesorería para cubrir el monto creciente de los intereses a pagar por ambas vías y poder llegar al fin de su mandato en el 2019.
  5. Para ello, el FMI – actuando en forma muy discutible respecto de sus funciones estatutarias – le desembolsó al gobierno Macri 15.000 MD en Junio que – en 100 días de gestión Caputo – entraron por una ventanilla del BCRA y salieron por la otra vendiéndose para financiar la fuga de capitales.
  6. El BCRA comenzó un programa acelerado de reducción del stock de Lebac – por subastas de renovaciones mensuales y por recompras en el Mercado Secundario – a un costo financiero altísimo y sustituyendo más de la mitad de las mismas por Leliq. Esto es, traspasando deuda en Lebac con plazos a 30 días a deuda en Leliq a sólo 7 días de plazo y a tasas de interés más caras (más del 70 % anual).
  7. El nuevo presidente del BCRA, Guido Sandleris, ha dejado en claro que el Banco elevará estas tasas de interés todo lo que sea necesario para retener la mayor parte de los fondos existentes y contener a la vez el pase de los pesos no renovados a la compra de dólares.
  8. Ergo, el gobierno no está eliminando el peso de la Deuda por Lebac sino que lo está redistribuyendo entre renovaciones de Lebac, pasaje de Lebac a Leliq y Pases Pasivos y cancelaciones coordinadas con la colocación de Letras de Tesorería (LETES, que hoy pagan más del 50 % de interés anual y tienen vencimientos entre 130 y 240 días).
  9. Las Leliq son Letras de Liquidez a muy corto plazo – 7 días – tomadas solamente por bancos y éstos pueden utilizarlas para integrar el aumento de los encajes obligatorios que viene elevando el BCRA, con la merma consiguiente de la garantía oficial sobre los depósitos inmovilizados, que pasan de este modo a estar en efectivo y también en títulos).
  10. Paralelamente, el BCRA – siguiendo los dictados del nuevo Acuerdo con el FMI (cuyos términos todavía se desconocen en detalle) – ha establecido un nuevo régimen de Tipo de Cambio Variable o Flotante por Banda Cambiaria, inhibiendo que el BCRA intervenga en el Mercado dentro del rango de cotización 34-44 $/US$, lo que deja al Gobierno expuesto a las variaciones diarias derivadas del movimiento de los grandes operadores del Mercado del Dólar Mayorista.3
  11. La combinación entre dólar estabilizado con bandas cambiarias y altísimas tasas de interés locales renueva y potencia así , una vez más, el negocio de bicicleta financiera o carry trade para fuertes capitales especulativos internacionales, que desde Agosto pasado han reiniciado sus operaciones por cifras relevantes en la Argentina.
Hasta aquí la síntesis de las nuevas decisiones-clave del gobierno Macri frente a la nueva Crisis de Deuda que su administración ha provocado.
CONSIDERACIONES DE BASE
Estas medidas oficiales – en función de lo acordado con el FMI y con el apoyo explícito del gobierno norteamericano - son totalmente favorables al accionar de los capitales golondrina (alentados por las colocaciones de corto plazo de deudas del BCRA y del Tesoro) y configuran el cuadro inmediato de situación del que depende la administración Macri para seguir ganando tiempo mientras la Inflación reduce los Salarios Reales de la población argentina, las altísimas tasas de interés provocan mayor recesión en la Economía Física o Real y las presiones oficiales Tarifarias y Tributarias estrangulan la Demanda Agregada para lograr la Gran Ecuación buscada por las autoridades: el Ajuste Fiscal para poder afrontar el costo creciente de los Intereses de la Deuda del Estado.
Con el agravante que este mecanismo de succión financiera se retro-alimenta porque las altas tasas de interés estimulan el ingreso de más capitales golondrina y estas divisas ayudan a sostener una estabilidad coyuntural del dólar en función de reservas internacionales expuestas a una perfecta volatilidad financiera basada – una vez más en la Historia Argentina - en el arbitraje clásico entre tipos de cambio y tasas de interés.
Es el costo del enmascaramiento del default producto del fracaso de la administración Macri y su desemboque en una nueva Crisis de Deuda en sólo dos años de gestión.
Una crisis que el gobierno espera diferir con la ayuda del FMI para no caer en un default formal y no tener que encarar consecuentemente un nuevo Megacanje de Deuda en las postrimerías de su mandato (como el que precipitó en su momento la caída del gobierno De la Rúa en 2001).
Una crisis de Deuda cuyos efectos directos Macri atenúa con el adelanto de los desembolsos de un préstamo del FMI por más de 50.000 MD que le servirán a este gobierno para llegar a las elecciones del 2019 pero que deberá pagar el nuevo gobierno electo el año que viene.
Tales son las consecuencias fácticas de la nueva inserción de la Argentina en el mundo proclamada e instrumentada por el gobierno de la alianza Cambiemos.

Lic. Héctor L. GIULIANO
Asesor del
FORO ARGENTINO de la DEUDA EXTERNA
Foro Regional La Plata, Berisso y Ensenada
https://www.facebook.com/foro.laplata?ref=hl
forodeudaexternalp@hotmail.com
forodeuda.lp@gmail.com
Buenos Aires, 12.10.2018

Archivo: GIULIANO ARTICULO 2018 10 12 NVO MC MACRI
1 Las abreviaturas M$/B$/MD significan Millones de Pesos/Billones de Pesos/Millones de Dólares respectivamente, figuran con su equivalencia (≡) en Dólares al tipo de cambio de 40.8967 $/US$ (al 30.9.2018) y se expresan siempre en cifras con redondeo, de modo que pueden darse mínimas diferencias entre totales y sumatoria de términos.
2 Las Lebac son letras del BCRA a corto plazo - la gran mayoría están colocadas a 30 días - las Nobac son Notas del BCRA - a plazo mayor de un año pero hoy de muy escaso monto – y las Leliq o Letras de Liquidez, instrumentadas hace poco tiempo, son Lebac a sólo 7 días de plazo, como los Pases Pasivos.
3 En los hechos, el BCRA puede intervenir alternativamente en el Mercado de Dólar Futuro y simultáneamente el Banco Nación (BNA) y otros Bancos Oficiales pueden operar en el Mercado Spot o de Contado, pero estas intervenciones serían por importes más limitados.
Con respecto a los Contratos de Futuro suscriptos por el BCRA – en el Mercado ROFEX, de Rosario – se ignora el monto actual de los mismos pero se sabe que el Banco ha venido cargando fuertes pérdidas por diferencia de cambio desde que comenzara la corrida cambiaria de este año y que pudieran tener un costo financiero final comparable al que produjo la mega-devaluación Macri de Diciembre de 2015 (que fue superior a los 50.000 M$ y benefició mayoritariamente a empresas y personas vinculadas a la administración macrista).

Leer más...

lunes, 17 de septiembre de 2018

CRISIS DE DEUDA, FMI Y PRESUPUESTO 2019 Por Héctor GIULIANO


CRISIS DE DEUDA, FMI Y PRESUPUESTO 2019
Por Héctor GIULIANO (16.9.2018)



La Argentina se encuentra otra vez en medio de una Crisis de Deuda Pública – una crisis financiera por insolvencia e iliquidez del Estado – en la que cayó por culpa de la política del presidente Macri de Gobernar con Deuda desde el momento mismo en que asumió la presidencia hasta hoy.
Leer más...